Crítica en el "Diario de Sevilla "
PABLO J. VAYÓN 
Feb/2012

..."Fierro mostró un sonido potente y unas manos ágiles, con los que construyó versiones poderosas, de seguro virtuosismo y una tendencia muy acusada a la rapidez de los tempi...

Fierro hizo un viaje a las fuentes de la música romántica, partiendo de unos despojados y muy claros Preludios de Scriabin para terminar en la célebre Polonesa Heroica de Chopin, cuyo carácter exaltado supo conectar a la perfección con unos Funerailles de Liszt que tocó con extraordinaria intensidad y un final de encendido vigor..."

ver artículo completo

Crítica de Martín Llade
CONCIERTO EN LA REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN FERNANDO
SEP/2018

Francisco Fierro se atreve con todo.

La excusa del sustrato folklórico en la música le dio la oportunidad de realizar un verdadero tour de forcé, además de pasearnos por diversos países de Europa sin respiro, casi a la velocidad de la luz. Comenzó con un Rachmaninov, presentado en su visión como hijo espiritual de Tchaikovsky pero también sobrino predilecto del Chopin que cerraría el concierto, para seguir con ese Brahms de las Danzas húngaras (en realidad cíngaras), del que destiló la alegría de vivir que este compositor también rezuma en obras como su Sinfonía nº 2. 

En cuanto a las Polonesas chopinianas sirvieron para realizar una síntesis de toda la ciencia técnica que atesora este infatigable intérprete de veintisiete años.

Pero como la ciencia no basta por sí sola para definir a un gran músico, Fierro sazonó muy acertadamente el recital con improvisaciones de sabor español de su autoría en las que demostró, además de su facilidad para fantasear y aprovechar al máximo las posibilidades de los temas propuestos, poseer una imaginación exquisitamente refinada. De ahí que no pudiera concluir de mejor manera este recital que obsequiando al público presente con nuevas improvisaciones. Todo ello sin dar muestra alguna de desgaste tras un programa de una docena de piezas, algunas de ellas de extrema dificultad, abordadas sin descanso.

Sin duda alguna, seguiremos oyendo hablar durante mucho tiempo de este joven que transpira música por los cuatro costados.